Monday, November 17, 2008

ESCUELA DE HISTORIA UASD : EL DEBATE SIGUE


Hoy.com.do , Areito. 15 Noviembre 2008

En las fotos: Emilio Cordero Michel, Teodoro Viola y Kelvin Mejía

Cuestionamientos a concurso historia UASD
El controversial concurso para catedráticos de historia había sido declarado nulo por subconsejo directivo de la Escuela de historia de la Casa de Estudios
Escrito por: ÁNGELA PEÑA

Ante tantas irregularidades que acompañaron el concurso para ayudantes de profesores de la Cátedra de Historia Dominicana de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, el Subconsejo Directivo de esa Escuela lo había declarado nulo, a unanimidad, el pasado 28 de agosto y solicitó al honorable Consejo Directivo del departamento que lo proclamara desierto.
En un documento redactado por el organismo para elevar las peticiones se detalla un sin fin de accidentes previos a la realización del examen para optar por el cargo en el que de 20 aspirantes sólo tres pasaron las pruebas oral y escrita. Todos son licenciados en Historia y Pedagogía y la mayoría tiene maestría en la asignatura, cursada en la UASD, según reportaron los miembros del jurado examinador.
Dos jurados anteriores fueron desestimados debido a comentarios, rumores, acciones inconsultas. Hubo inhibiciones, retiros, renuncias, declaraciones de inhabilidad y otros incidentes antes de que se escogiera ese tercer y último jurado de “jubilados” que el Subconsejo directivo consideró como una designación “irregular”.
En el informe se relata que el director de la Escuela de Historia destinó de manera verbal, para el primer jurado, a los catedráticos Ramón Paniagua y Álvaro Caamaño, pero estos no estuvieron a tiempo en el concurso debido a que fueron convocados a una hora distinta a la de la celebración de las pruebas y entonces se procedió a incluir al profesor Miguel Ángel Díaz, por vía telefónica y con carácter de urgencia.
La supuesta anormalidad como se condujo el concurso dio lugar a runrunes que provocaron que el coordinador de la cátedra de Historia, Oscar Diloné, se inhibiera, quedando inhabilitado, según se explica, para continuar en el desarrollo del caso.
Se inició entonces la formación de un segundo jurado pero, “sin ser sometido al conocimiento del Consejo Directivo de la Escuela”, por lo que también optó por retirarse. Empero, ambos jurados concluyeron el examen escrito y el reporte del Subconsejo dice que desconoce cuál fue el mecanismo de validación ni quien lo procesó. Fue a partir de ese retiro que se designó el jurado formado por los historiadores Emilio Cordero Michel, Jaime de Jesús Domínguez, Dioris Antigua Correa y Ana Daisy García.
Sobre ellos dice el documento ignorar “en qué base legal diferente y contraria a los reglamentos, estatutos y costumbres vigentes en las demás Escuelas de la Universidad se sustentó el Director de la Escuela para designar un tercer jurado compuesto por jubilados, el cual concluyó el proceso, siendo su designación irregular al igual que las dos anteriores”.
Agrega que “todas las acciones vinculadas al concurso de ayudantes para la Cátedra de Historia Dominicana están afectadas de nulidad absoluta, por ser hechas contrarias a los reglamentos y estatutos, y en segundo lugar, por la incapacidad de algunos de los firmantes de los documentos relativos a dicho concurso por haberse sustraído del mismo”.
Aclara que su oposición a las anomalías no constituye cuestionamiento a la capacidad y la dignidad de los jurados y concursantes, “lo que está evidenciado en que iniciamos nuestras acciones antes de conocerse resultados algunos”.
El profesor Teodoro Viola, miembro del Subconsejo Directivo de la Escuela de Historia de la UASD, entregó a HOY copia de los reglamentos de Ingreso, Evaluación y Retiro del Personal Docente que demuestran que, presuntamente, no se tomaron en cuenta los artículos 8 y 17 para el debatido concurso.
Aspirante rechazado. Kelvin Mejía, licenciado en Historia de la UASD que cursa una maestría en Archivística y es profesor de historia dominicana en un colegio privado, se atrevió a dar la cara para reclamar y criticar el concurso, pese a que fue reprobado. Su nombre, ni los de sus compañeros descalificados, figuran en el reportaje en que se hizo la denuncia en Areíto. Solo se dieron a conocer los tres que aprobaron.
“Respeto la posición de los firmantes del informe, más no la comparto, primero por mi trayectoria dentro de la carrera, que lo confirman mis notas, el índice acumulado y docentes que me han dado clases”, manifestó.
Agregó que lo motivó a declarar el no tener respuestas “a ciertas interrogantes, como ¿por qué se cambió de jurado en medio del concurso? Nosotros empezamos con un jurado que nos evaluó en la parte escrita, integrado por Oscar Diloné y Miguel Ángel Díaz”, relató.
Dijo desconocer “cómo se repartió la puntuación en cada uno de los aspectos”, señalando que debía considerarse “la parte escrita, el currículum, la formación académica, publicaciones, la parte oral”. Comunicó que, al menos en su caso, sólo participó en el examen oral y planteó otro cuestionamiento: “¿Por qué el departamento no publicó oficialmente los resultados?”. Afirmó que se enteró por el trabajo de Areíto.
Interrogó además: “¿Por qué en el examen oral todo se circunscribió a preguntas rebuscadas, capciosas?” y comentó que no hubo preguntas “en cuanto a procesos históricos ni a metodología de la enseñanza de la historia”.
Alegó que su reacción se debe a que siente que pudo haber ganado y, sin embargo, “al no publicarse oficialmente el resultado ¿a quién le reclamo?”.
Porque Kelvin Mejía entiende que él tenía derecho a apelar.
En la carta que anexaron a los resultados del concurso, dirigida al rector y otros altos funcionarios de la Autónoma, los suscritos comunicaron que “para seguir graduando licenciados en Historia o en Pedagogía Mención Ciencias Sociales con tan deplorable cognición histórica”, es preferible “cerrar la Escuela”, pues, en vez de enseñar, “deformarían a nuestros jóvenes estudiantes”.
En síntesis
Reacción de un reprobado
Kelvin Mejía, licenciado de Historia que fue rechazado en el concurso (su nombre no fue dado a conocer en la denuncia original sobre deficiencias de la escuela) dio la cara para reclamar y criticar el concurso afirmando que el examen se circunscribió a preguntas rebuscadas y capciosas.

No comments: